Créditos
Lista de conectados
Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Miér Abr 08, 2015 11:40 pm.
Últimos temas
» Ella... Ha llegado (?).
Miér Mayo 11, 2016 2:27 am por Vidalia "HeartBreaker"Sar

» Afiliacion elite - Eien Shado Gashinai
Miér Sep 09, 2015 11:06 pm por Invitado

» Cry Out [Re-apertura]
Mar Ago 18, 2015 4:12 am por Invitado

» Tokyo Ghoul Rol
Mar Ago 11, 2015 7:37 pm por Invitado

» Oniric City Problema afiliación
Jue Ago 06, 2015 12:28 pm por Invitado

» Blood And Flesh / Tokyo Ghoul [Normal]
Mar Jul 14, 2015 10:02 am por Invitado

Imagen y foro
 href="" onMouseover="showmenu(event,linkset[0])" onMouseout="delayhidemenu()"> src="http://i38.servimg.com/u/f38/19/13/48/47/konoha11.jpg" border="0">

✝ | P A L A D I N - O F - R O Y A L T Y (Híbrido) | ✝

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
✝ | P A L A D I N - O F - R O Y A L T Y (Híbrido) | ✝

Mensaje por Hyakuya Mikaela el Miér Abr 22, 2015 3:24 am

✝ | Paladin Of Royalty | ✝
"¿Humanos...? ¿Ghouls...? No me interesan en lo absoluto, solo quiero a mi amado hermano Yuuichirou..."

✝ | Mikaela | ✝
✝ | Hyakuya | ✝
✝ | 18 años | ✝
✝ | Hombre | ✝
✝ | Híbrido | ✝
✝ | Paladín de la reina Krul | ✝
✝ | Rango D | ✝
✝ | Distrito número 23 | ✝
✝ | Máscara (Ghoul) | ✝
✝ | Pertenencia 1 (Vacío) | ✝
✝ | Pertenencia 2 (Vacío) | ✝
✝ | Pertenencia 3 (Vacío) | ✝

✝ | Descripción Psicológica | ✝
Mikaela (O Mika, apodo con el que le llaman su hermano menor Yuuichirou y la reina Krul), es un híbrido que ha pasado por un sinfín de situaciones extremas que constantemente van cambiando y fortaleciendo su ya endurecido carácter.
Para empezar, cuando era tan solo un pequeño niño de 4 años (Que hasta entonces siempre había visto el mundo como algo radiante y demostrando su alegría con un positivismo sin igual) sus padres repentinamente comenzaron a abusar de el, esto empezó con los maltratos psicológicos en los cuales podían insultarle por horas (Mediante crueles insultos como: Bastardo, tumor, condón roto, idiota, mal nacido, etc), de los insultos pasaron en poco tiempo a los castigos físicos que consistían en golpes y explotación infantil (Consistente en hacer todas las tareas pesadas del hogar sin tener permitido siquiera un minuto de descanso). Al ver que ni los golpes acababan con su persistente sonrisa decidieron dar inicio a la humillación pública, todo con tal de masacrar su aún persistente positivismo (Lo desnudaban, arrastraban por el fango y luego lo ponían en la entrada de la casa familiar para que todos viesen su deshonra) y al ver que aún no se derrumbaba no tardaron demasiado en contemplar el siguiente paso... el abuso sexual de un menor.
Afortunadamente, los vecinos al ver como arrastraban al niño desnudo por el fango comenzaron a temer lo peor y ya habían contactado a las autoridades por lo cual lograron llegar antes de que los padres de Mika concretaran el acto dando como resultado el que estos fuesen acribillados al amenazar con acabar la vida de su ya tan vulnerado hijo. Sin embargo, aún así Mika no dejó nunca de sonreír, sin importar los insultos, los golpes, la humillación, el intento de violación y la propia muerte de sus progenitores.
¿Por qué siempre se mantuvo positivo? Pues es realmente simple, Mika nunca consideró como familia a esas dos personas a las cuales llamaba de forma vacía "padre" y "madre". Por ello no le afectaba en lo más mínimo lo que dos extraños (Porque eso es lo que eran para el) pudiesen hacerle y menos le iba a dañar el que estos muriesen frente a sus ojos. ¿Por qué estar triste si no significan nada para ti? Eso era lo que Mika siempre tuvo presente cada vez que era sometido a las crueles palizas de sus "padres".
Sin embargo, luego de 4 años de abusos era imposible no quedar con alguna secuela, Mika se volvió bastante inteligente y fuerte de modo que a los 8 años realmente habían pocas personas de su edad o incluso un poco mayores que pudiesen en su contra. Algo bueno habría de tener el ser obligado a hacer labores que exigen gran fuerza física y astucia mental para evitar golpes con mayor fuerza... ¿No?
El destino parecía querer que las cosas mejorasen un poco en su vida (Aunque fuese por un leve lapso de tiempo) ya que posteriormente terminó viviendo en el  poco conocido orfanato "Hyakuya" (Nombre que todos los huérfanos del orfanato posteriormente comenzaron a utilizar como apellido) donde se convirtió en, por así decirlo, el hermano mayor de una familia que contando a Mika ahora contaba con 14 integrantes, estos eran tanto niños como niñas de diversas edades y cabe decir que todos eran menores que el rubio. Realmente fue una época agradable para Mikaela puesto que conoció lo que era una verdadera familia, supo lo que era cuidar de sus hermanitos cuando se encontraban mal (En otras palabras: Enfermos o cuando se lastimaban) y por sobre todo... tuvo la oportunidad de conocer a las personas que permanecerían en su corazón por la eternidad.
Gracias a haber tomado el papel de hermano mayor en el orfanato, Mika desarrolló un gran sentido del deber y la lealtad de modo que una vez que promete estar siempre junto a alguien hará hasta lo imposible para cumplir su palabra (Esto se mantuvo desde su infancia hasta la actualidad).
Cuando estaba a pocas semanas de cumplir un año en el orfanato, un niño nuevo hizo aparición captando toda la atención de Mika puesto que era bastante lindo y aquella mirada de indiferente molestia simplemente le cautivó todavía más aunque no tenía ni la menor idea del motivo (Puesto que aún era un niño pequeño que no sabía nada acerca del amor o el deseo). Ese niño era Yuuichirou, un nombre que quedó grabado para siempre en el cerebro del rubio y no era para menos considerando que era el primer niño de su edad que llegaba al orfanato.
Yuuichirou se convirtió inmediatamente en la persona más importante para Mikaela de modo que se quedaron juntos aún tras el ataque sincronizado del reino de Krul Tepes (Reina Ghoul de la ciudad subterránea bajo el distrito 23) en el que todos los mayores de 13 años fueron brutalmente asesinados por Ghouls y posteriormente devorados para llevarse a la mayoría de los niños como prisioneros. Aún así los niños del orfanato Hyakuya decidieron seguir juntos aunque tuviesen que servir a los invasores, los Ghouls les ofrecieron un pequeño trato a los niños sobrevivientes, su estirpe no necesitaba en demasía la carne humana y se podían llenar completamente mediante la sangre de los niños (Una anormalidad poco frecuente en los Ghouls) por lo cual mientras se la proporcionasen probablemente vivirían (Aunque no fuese una buena vida).
Mika sintió la necesidad de apoyar a su familia tanto como fuese posible, de ese modo comenzó a frecuentar a un miembro de la nobleza Ghoul en aquel reino subterráneo y este a cambio de su sangre le entregaba alimentos o juguetes (Siempre pensando en darle todo lo que podía a sus hermanos). Siempre dio lo mejor para sacar adelante a su familia sometida a las leyes de los Ghouls subterráneos.
Inclusive es capaz de dar la vida si es necesario para preservar la de aquellos que ocupan un lugar importante en su corazón y esto lo demostró cuando en medio del escape cuando casi la totalidad de su familia fue masacrada (Por el Ghoul noble al cual Mika robó un mapa con las salidas al exterior marcadas y un arma de balas Q) arriesgó su vida para que Yuuichirou se salvase.
Ese día no solo estuvo cerca de perder la vida, perdió algo mucho más importante y que probablemente jamás sería capaz de recuperar. Lo que perdió fue su humanidad, fue salvado por la reina del submundo de los Ghouls del distrito 23, la mismísima Krul Tepes quien se desprendió uno de sus múltiples Kakuhous para luego implantarlo ella misma en el cuerpo del rubio de modo que la vida de Mika cambiaría radical y permanentemente en una dirección que ni el mismo hubiese podido imaginar cuando era tan solo un inocente niño.
Su sonrisa, su tristeza, su dulzura, su cariño hacía la humanidad, eventualmente todo eso quedó atrás y en la mente de Mika solo surgió una única misión... encontrar a su hermano para salvarlo de las inmundas manos humanas que probablemente intentarían aprovecharse de el.
Ese día, literalmente el niño que siempre veía todo con una sonrisa murió, el ver a su familia asesinada y que su único hermano restante hubiese desaparecido de su vista le había afectado de sobremanera. Aunque de cualquier forma le alegró un poco el ver que Krul castigase con mano de hierro al noble que hozó tocar a los hermanos de Mika sometiéndolo a una brutal paliza y posterior temporada sin dejarlo comer o beber.
Se podría decir que Krul actuó como la madre sustituta de Mikaela ya que aún a pesar de su apariencia tan juvenil, era obvio que era una mujer hecha y derecha de modo que se tomaba la molestia de alimentar al rubio con su propia carne ya que este se rehusaba a alimentarse de humanos. Pero claro, ella lo hizo con un motivo, convirtió a Mika en un soldado y le asignó una misión de vital importancia.
El nuevo híbrido favorito de la reina de la zona subterránea del distrito 23 debería hacerse suficientemente fuerte como para convertirse en el general al mando de una futura invasión a los distritos adyacentes y si lo lograba... Krul permitiría que su hijo adoptivo se quedase con su preciado humano al que tanto desea de vuelta.
Mikaela no piensa igual que otros Ghouls, tampoco piensa como los humanos, para el no existe ningún bando además del de Krul Tepes y por lo mismo se puede asumir que toda su lealtad está con ella. A menos que esta le haga daño a Yuuichirou, en ese caso mandaría a la mierda lo mucho que le debe a la reina y la mataría sin dudarlo un solo instante.
Aunque lo niega, tiene fuertes sentimientos hacía Yuuichirou puesto que es su única familia que aún queda con vida y por lo mismo el perderle para siempre le destrozaría el corazón.
Es de destacar que puede alimentarse únicamente de sangre al igual que la reina Krul puesto que posee uno de sus Kakuhous, pero, de vez en cuando le atacan deseos insaciables de comer carne humana tan pronto como sea posible y en esos momentos literalmente solo devora a los que encuentra inútiles ya sean Ghouls o humanos.
Aunque firmó un pacto de sangre con Krul su lealtad a esta se debe más que nada al cariño que le ha tomado con el pasar de los años, es decir, 6 años sirviendo a la misma persona quien se encarga personalmente de tu entrenamiento y tu alimentación es algo que termina generando una amistad (Pero no lo suficientemente grande como para olvidar a Yuichirou).
Familia Hyakuya:
Link directo.
Contrato con Krul:
Link directo.

✝ | Descripción Física | ✝
De niño, Mikaela tenía una mirada que solía estar llena de esperanza y dulces sueños como cualquier niño pequeño (Aún a pesar de los malos momentos que pasaba constantemente en el hogar de sus "padres" a los cuales realmente no llegó a considerar como tales). Aquella mirada tan tierna quedaba muy bien con su eterna sonrisa perlada, sus brillantes ojos azules como el mismísimo cielo y su cabello rubio que le daba una apariencia llena de la más pura inocencia que literalmente logró enternecer inclusive a la más poderosa de los Ghouls del distrito 23 (La reina Krul).
Su ropa durante los primeros 8 años de su vida fue común y corriente como la de cualquier otro niño. Es decir, usaba ropa con diseños sacados de dibujos animados, pantalones cortos coloridos, zapatos con luces y demás que le hacían ver como un niño como cualquier otro (Aunque sus padres compraban esa ropa únicamente para aparentar normalidad, pero, desde que llegó al orfanato las cosas cambiaron un poco a su favor y al menos se mantuvo así durante algún tiempo).
A partir del momento de la invasión de los Ghouls del subsuelo su apariencia cambió levemente, su cabello creció un poco más, se puso más alto y comenzó a vestir un uniforme blanco que era obligatorio para los niños humanos que se encontrasen en la ciudad subterránea. Este traje básicamente eran pantalones cortos de color blanco, una sudadera blanca, tobilleras, muñequeras y un collarín que servía para reprimir los impulsos de destazar a los Ghouls de la ciudadela puesto que de otro modo darían rienda suelta a su hambre.
Sin embargo, su vestimenta cambió radicalmente en el momento en que se convirtió en un Ghoul noble a cargo de la mismísima reina Krul todo su guardarropa cambió, para empezar, comenzó a usar el típico uniforme de los nobles de la ciudadela y comenzó a ejercer sus actividades como tal quedando a cargo mayoritariamente de exterminar al ganado que se volviese problemático. Por ejemplo, los que superaban los 15 años de edad y comenzaban con las estúpidas ansias de libertad.
Cuando sale a la superficie es normal verlo con ropa al estilo victoriano modernizado para que sea un poco más normal el verlo caminar por ahí aunque no es posible evitar que levante sospechas, por lo mismo, cuando va de incógnito es Krul en persona quien selecciona cada prenda la cual luego le entrega y se asegura de que vaya bien presentable ya que de esa forma tiene muchas posibilidades de traer presas vivas al castillo de la reina quien siempre goza de una buena cena proporcionada por su fiel esbirro.
Actualmente Mikaela no es muy expresivo, normalmente solo muestra absoluto odio frente a nobles en específico como el que mató a su familia, cordialidad como suele hacer con la reina Krul y solo llega a mostrar emociones como la felicidad extrema o la tristeza cuando piensa en la familia que perdió o en Yuuichirou a quien planea obligar a quedarse con el por la eternidad.
Mikaela de niño:
Link directo.
Mikaela actual:
Link directo.

✝ | Historia | ✝
Todo comenzó una primavera hace 18 años, en un mundo donde los conflictos entre los Ghouls una raza increíblemente fuerte y los humanos que declararon la guerra a dicha especie son cada vez más recurrentes. Es normal el ver que en épocas así que hasta la gente más "normal" comience a perder ligeramente la cabeza, un buen ejemplo de ello fueron el padre y la madre de Mikaela.
En el principio de su vida Mikaela era miembro de una familia perfectamente normal que demostraba una felicidad envidiable a causa del notorio amor que los mayores tenían hacía su pequeño recién nacido, en aquel momento tanto su padre como su madre agradecían el haber tenido a un niño de tan bellas facciones y además rebosando de una salud espectacular. ¿Que más podrían pedir unos padres primerizos? Bueno... de haber sabido lo que ocurriría tan solo cuatro años después... probablemente hubiesen deseado tener fuerza de voluntad suficiente como para evitar adentrarse en un círculo de oscuras y depravadas prácticas que en tan solo 4 años habría destrozado completamente a la una vez feliz familia. Todo por una oscura secta que creyó poder controlar a los seres que iban más allá del débil entendimiento humano.
Todo comenzó con maltrato psicológico cuya intensidad subía progresivamente en conjunto a los constantes fallos en los experimentos altamente negligentes de la secta a la cual pertenecían los padres de Mikaela. El tener que ver como las investigaciones de la secta no progresaban en lo absoluto para luego ser regañados y castigados por el líder de la misma literalmente había causado que sus padres reprimiesen una ira casi incontenible que comenzó a manifestarse con un severo número de insultos dirigidos hacía su hijo (Quién simplemente seguía sonriendo como si nada estuviese pasando al no saber que significaban aquellas crueles palabras cosa que solo enfermaba más y más a sus padres).
A pesar de ser insultado de una manera tan cruel por parte de las personas que normalmente debiesen cuidar de el pequeño, Mikaela no entendía el significado de aquellas agresiones verbales y si en algún momento llegó a llorar por ello fue únicamente a causa de que le gritaban al hacerlo cosa que le asustaba.
Los constantes abusos verbales no tardaron mucho en desencadenar el abuso físico, todo por una bofetada que le dio su madre cuando bostezó en la mesa tras una noche entera siendo obligado a limpiar la casa de pies a cabeza y todo sin tener permitido siquiera un minuto de descanso. De alguna manera, aquella bofetada dio lugar a una estridente risa extasiada por parte de su madre quién volvió a golpearlo y a esto se le sumó su padre quien al ver la diversión de su esposa decidió comenzar a agredirle. Aquella paliza dejó a Mikaela con numerosas heridas, moretones y una muñeca dislocada mas no lloró en ningún momento sino que sonrío como nunca antes demostrando que no iban a doblegar su espíritu con tanta facilidad.
Fueron numerosas las ocasiones en que tuvo que recomponerse el mismo la posición de sus huesos ignorando el dolor que esto le causaba, sus padres jamás demostraron siquiera una pizca de arrepentimiento y mucho menos un intento por ayudarle con sus heridas tras semejantes palizas. De alguna manera esto comenzó a desarrollar el cuerpo de Mikaela, el dolor ya no surtía tanto efecto como solía hacerlo y los huesos dislocados cada vez eran menos comunes (Puesto que al ver los moretones notorios que tenía Mika, sus padres decidieron enfocarse en áreas no visibles y de esa manera evitar que los vecinos se diesen cuenta de lo que estaban haciendo ya que tenían conocimiento de las posibles represalias).
Pero, aquel temor por las represalias no duró mucho, tardaron tan solo tres años en pasar de los insultos y los golpes a la humillación pública. Todo en un intento de romper esa sonrisa esperanzada que su hijo siempre tenía grabada en el rostro.
En el séptimo cumpleaños de Mikaela obviamente no hubo cumpleaños alguno, pero si hubo un regalo (Según ellos) y una humillación sin precedentes (Según Mika). Sus padres le desnudaron completamente en contra de su voluntad, acto seguido le arrastraron al patio trasero donde le revolcaron en el lodo y todo para finalizar con el obligarlo a que se arrodillase en la entrada de la casa para que todo el que llegase a pasar en frente viese la vergüenza del pequeño rubio. Fue la primera vez que sus padres recurrieron a algo ilegal de forma pública.
Los vecinos solo pudieron observar horrorizados como el tierno Mikaela era humillado de una forma tan cruel por los que se suponía debían cuidar de el, ante esto comenzaron a temer por el pequeño mas no podían hacer nada y todo porque los padres del rubio no dudarían en asesinar a los que se les soltase la lengua (O al menos eso le habían dicho a los vecinos del sector).
Este maltrato se extendió por semanas pero al ver que ni siquiera de esa forma lograban destrozar la sonrisa del pequeño, decidieron avanzar un paso más en el camino de la depravación y la destrucción de la inocencia de un menor de edad. Aquel paso era la violación...
Tras un día de invierno en que lo dejaron desnudo y sucio como siempre en la entrada. Su padre lo sujetó para luego arrojarlo al suelo mientras comenzaba a retirarse los pantalones, el niño por primera vez gritó pidiendo ayuda al ver que su padre retiraba su ropa interior y dejaba ver su hombría (Sabía lo que se proponía ya que en algunas ocasiones sus padres le obligaron a mirar como tenían relaciones sexuales y todo mientras el pequeño intentaba no mirar al sentir asco de ellos). Los vecinos no tardaron mucho en acudir pero no pudieron ayudarlo al ver que la madre salía con una escopeta y comenzaba disparar al aire amenazando con que si alguien intervenía iba a ser asesinado sin advertencia.
El padre de Mikaela comenzó con los típicos juegos previos donde le tocaba pero al ver que este simplemente intentaba huir, decidió intentar introducirse en su interior... sin embargo, no lo logró ya que recibió un impacto directo de bala en el cerebro lo cual le dio muerte instantánea. Al ver esto, la madre del pequeño que tenía a su padre encima de su cuerpo le apuntó con la escopeta pero jamás llegó a halar del gatillo ya que un nuevo y certero balazo se encajó en su frente finalizando su inmunda existencia. Aquellas dos únicas balas que acabaron con el martirio de Mikaela fueron disparadas por francotiradores de la estación de policía de la ciudad y el pequeño simplemente podía agradecer el que alguno de sus vecinos les hubiese llamado a tiempo.
Luego de eso la diosa de la fortuna pareció sonreír por primera vez en dirección a Mikaela ya que de todos los orfanatos del país decidió enviarlo al poco conocido hogar de huérfanos "Hyakuya" (Nombre el cual posteriormente tomarían todos los niños del orfanato como apellido), en ese lugar conoció a un gran número de niños y niñas que le tendieron un cálido abrazo de bienvenida a la que de ahora en más sería su familia. No tardó mucho tiempo en que todos le tratasen como el hermano mayor, siempre cuidando de los menores y asegurándose de que no se metiesen en problemas.
Sin embargo, en algún momento hasta el hermano más devoto y responsable deja de lado a sus hermanitos a causa del amor. Esto ocurrió cuando vio entrar por la puerta principal a un niño de su edad que tenía una apariencia molesta pero a su vez bastante atractiva para el rubio quien sin saberlo fue flechado y dominado por la sola imagen de aquel pequeño ángel.
Pero, tras una pequeña bienvenida, la diosa de la fortuna volvió a jugarle una mala pasada al joven Mikaela ya que acto seguido un Ghoul vestido con una capucha blanca ensartó su Kagune en la garganta de la directora del orfanato dándole muerte instantáneamente, ese momento jamás se ira de su mente, los niños gritando de horror, Yuuichirou paralizado por la brutal escena y el simplemente suplicando por la vida de sus hermanitos que apenas abrían sus alas para ver el mundo. ¿Por qué tenían que morir ellos? ¿No era mejor que muriese una escoria que causó la eventual muerte de sus padres? ¿Por qué no moría el en su lugar? El Ghoul simplemente lo observaba con indiferencia, casi como si esperase una orden y en efecto así era.
"¡Atención a todos los niños humanos menores de 13 años, a partir de este momento pasan a ser propiedad del reino Ghoul subterráneo comandado por mi, la inigualable reina Krul Tepes, cualquier resistencia y/o intento de huir será castigado con la muerte~!" Se escuchó la risueña voz de una mujer la cual se esparció por toda la ciudad de manera casi inmediata, el Ghoul que había asesinado a la directora simplemente dio un vistazo a la habitación para luego atar collares negros en los cuellos de Mikaela, Yuuichirou y los demás para luego encadenarlos juntos. Ese fue el día de su primera incursión junto a sus hermanos al secreto mundo de los Ghouls del distrito 23 capaces de sobrevivir a base de únicamente sangre humana.
Tardó tan solo unas horas en darse cuenta de que un gran número de personas del distrito habían sido asesinadas solo para que sus hijos fuesen llevados como ganado por aquellos Ghouls, sin duda era una invasión a gran escala y todo bajo el mando de una sola reina.
Los siguientes 4 años pasaron medianamente tranquilos en la ciudadela Ghoul (Yuuichirou y Mikaela ya habían cumplido 12 años), los ataques del submundo a los humanos eran cada vez menos constantes y todo porque se abastecían de la sangre de los niños que habían capturado previamente. Mikaela había aprendido a sacar provecho del sabor de su sangre y había comenzado a canjearla por alimentos en mejor estado para sus hermanos (Puesto que normalmente los Ghouls les daban comida podrida y agua sucia).
Un noble en especial se encariñó con la sangre del pequeño y comenzó a brindarle la mejor comida en conjunto a buenos refrescos. Sin embargo, Mikaela no tenía ninguna buena intención respecto a ese estúpido Ghoul, tardó un poco de tiempo pero se hizo de un mapa y un arma de balas Q.
Un día llegando tarde al hogar provisional que les hicieron entrega los Ghouls luego de haber entregado más sangre al noble al que robó aquel mapa y el arma. Se encontró con que su hermano Yuuichirou estaba aún despierto, este le regañó por tomar toda la carga de conseguir aquellos alimentos y luego se ofreció a dar su sangre también lo cual provocó un arranque de celos parte de Mika quien le contó acerca de los objetos robados. Mientras comían el delicioso curry que había preparado Akame (La niña que les seguía en edad teniendo 11 años), Mikaela le contó su plan de escape de la ciudadela, con el mapa podrían encontrar la salida y si un Ghoul intentaba atraparles podrían defenderse usando el arma que llevaba consigo.
Tras una pequeña celebración decidieron poner el plan en marca esa misma noche, Akame se había despertado y tras contarle el plan se apresuraron a preparar a los demás para el escape. En tan solo unos momentos ya habían logrado llegar a la enorme compuerta que daría inicio a una nueva libertad, una donde no tendrían que seguir dando su sangre a sucias bestias y también podrían dejar de mendigar comida. Sin embargo, la diosa de la fortuna no terminaba de arrojar su mala suerte sobre Mikaela... un noble les había seguido y no era ni más ni menos que lord Ferid (El Ghoul a quien había robado el mapa y el arma).
Su esperanza por primera vez murió, tras un pequeño intercambio de palabras el Ghoul procedió a asesinar a una de sus hermanas pequeñas, Mikaela estaba paralizado y el único que podía hacer algo en ese momento fue Yuuichirou quien intentó darle un tiro en la cabeza. Pero, fue inútil, era demasiado rápido y no paso demasiado para que tomara a otro niño entre sus brazos al cual asesinó sin piedad.
En un intento por salvar a los más jóvenes tanto Mika como Yuu les ordenaron que corriesen a la salida mientras ellos hacían un muro humano, también fue inútil ya que en un momento todos estaban muertos a excepción de ellos dos quienes veían horrorizados la escena de como su familia era brutalmente masacrada y sus cuerpos caían sin vida en el suelo. En ese momento Mika tomó el arma y apunto a Felid siendo inmediatamente detenido por este quien le arrancó un brazo sin mayor esfuerzo.
Yuuichirou aprovechó ese lapso de tiempo para ponerle el arma en la cabeza y dar un certero disparo en la cien a ese Ghoul que acabó con la vida de los que por primera vez en su vida había llamado "familia".
El Ghoul cayó aparentemente muerto mientras que Yuu corría a intentar ayudar a Mika, este le ordenó que huyese, que corriera y no mirase atrás porque de otro modo sería capturado. Tuvo que obligarle a irse o de otro modo aquel sacrificio sería en vano.
Cuando vio irse a Yuuichirou fue que su corazón finalmente se rompió, no podía evitar sentirse triste de que hubiese perdido a toda su familia en un momento y menos considerando que por primera vez su hermano había dicho que eran una familia.
Sin embargo, la vida tenía una vuelta más, la mismísima reina Krul Tepes hizo aparición y viendo que Ferid volvía a levantarse no dudó en darle un buen golpe el cual cortó de tajo su brazo derecho. Este simplemente huyó de pavor puesto que no era rival para la reina en persona.
Ella vio la masacre que se había desatado y luego al casi fallecido Mikaela quien solo la veía con desprecio. Ella sin esperar que este dijese nada simplemente se lo llevó, todo para posteriormente injertarle uno de sus propios y poderosos Kakuhous que le convertiría para siempre en un híbrido. Ya no era humano, tampoco era Ghoul, tan solo era un híbrido destinado a servir para siempre a su salvadora y reina Krul.
Se convirtió en un verdadero noble de los Ghouls, comenzó a servir a la reina y poco a poco se gano su favor consiguiendo que le permitiese intentar capturar a su amado Yuuichirou quien pronto se convertiría en el permanente sirviente de Mikaela el cual se aseguraría de que nunca más se aleje de su lado. Ya no iba a volver a perder a su hermano y con el poder de la reina Krul de su lado sabía que tarde o temprano sería solo suyo.
Porque amaba a Yuuichirou más de lo que era considerado normal entre dos hermanos...

✝ | Gustos | ✝
✝ | El frío, en especial si esta lloviendo o nevando.
✝ | La sangre de un cuello finamente limpiado.
✝ | Los buenos aromas.
✝ | Comer carne humana de personas inútiles para el mundo pero bellas al mismo tiempo.
✝ | Tener largas conversaciones con la reina Krul.
✝ | Fastidiar a los demás nobles respecto a su amistad con la reina.
✝ | La música clásica.
✝ | Tomar largos (Aunque casi innecesarios) baños.
✝ | Ver una foto de Yuuichirou que le entregó Krul en su décimo cumpleaños.
✝ | Ver morir tanto Ghouls como humanos.
✝ | Descuartizar a los que le desagradan.
✝ | Disgustos | ✝
✝ | Los humanos y los Ghouls a excepción de Yuuichirou.
✝ | Los malos olores.
✝ | Los que se atreven a intentar manipular a Yuuihcirou.
✝ | Las mujeres que creen tener oportunidad con el.
✝ | Manchar su uniforme con sangre.
✝ | La sensación de que Yuuichirou lo odiara por ser un híbrido.
✝ | Tener esa hambre insaciable que incluso causa dolencias físicas.
✝ | Tener que usar máscara (Solo la usa porque la reina Krul así se lo exige).
✝ | Tratar con los demás nobles.
✝ | Tener que atender tareas triviales en su cargo de noble.
✝ | Que la reina le haga lavar su ropa.


THANKS, © SRCOTT


avatar

Ficha Técnica
Nivel: 5
Experiencia: 1
:
AtributosPuntuación
Fuerza 25
Agilidad 9
Destreza 9
Velocidad 11
Resistencia 25
Ver perfil de usuario
Híbrido

Volver arriba Ir abajo

avatar
Re: ✝ | P A L A D I N - O F - R O Y A L T Y (Híbrido) | ✝

Mensaje por Hyoga Inoue el Vie Abr 24, 2015 12:32 am

¡Expediente Aceptado!



Tu expediente esta completo, bienvenid@ a Ghoul Legend.




-ShootingStar-
avatar

Ficha Técnica
Nivel: 10
Experiencia: 20
:
AtributosPuntuación
Fuerza 13
Agilidad 30
Destreza 33
Velocidad 33
Resistencia 20
Ver perfil de usuario
CCG

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.