Créditos
Lista de conectados
Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Miér Abr 08, 2015 11:40 pm.
Últimos temas
» Ella... Ha llegado (?).
Miér Mayo 11, 2016 2:27 am por Vidalia "HeartBreaker"Sar

» Afiliacion elite - Eien Shado Gashinai
Miér Sep 09, 2015 11:06 pm por Invitado

» Cry Out [Re-apertura]
Mar Ago 18, 2015 4:12 am por Invitado

» Tokyo Ghoul Rol
Mar Ago 11, 2015 7:37 pm por Invitado

» Oniric City Problema afiliación
Jue Ago 06, 2015 12:28 pm por Invitado

» Blood And Flesh / Tokyo Ghoul [Normal]
Mar Jul 14, 2015 10:02 am por Invitado

Imagen y foro
 href="" onMouseover="showmenu(event,linkset[0])" onMouseout="delayhidemenu()"> src="http://i38.servimg.com/u/f38/19/13/48/47/konoha11.jpg" border="0">

ID | Ryûdan Kurai

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
ID | Ryûdan Kurai

Mensaje por Ryûdan Kurai el Jue Abr 02, 2015 2:40 am

■ Ryûdan Kurai ■
"El mundo se ha convertido en un caos."

Ryûdan
Kurai
17
Masculino
Humano
Miembro CCG
Agente
Distrito 1
Pertenencia 2 (vacío)

Descripción Física
Se caracteriza principalmente por su cabello albino, con unos ojos negros, y claros a la luz del Sol. También, destaca en algunos de sus rasgos más biológicos que es su tez morena, a diferencia de sus "padres" que eran totalmente pálidos. Siempre merodea con un rostro sin expresión alguna que el vacío de su corazón desolado, mostrando pocas veces su lado más tierno con una mera sonrisa. Sus miradas suelen estar la mayoría de veces resaltadas por su seriedad y frialdad por el hecho de su pensamiento oscuro, el cual, siempre reprimido ante cualquier presencia que considere inofensiva. En sus días laborales se equipa de una camisa amarilla con una corbata negra, añadiendo de una especie de gabardina con capucha de color azul marino. Sus pantalones suelen ser anchos y por tanto complementados por cuatro bolsillos; dos en cada lado, casi al igual que su gabardina. Por lo último, las botas, éstas, de máxima dureza y resistencia, compuestas por un mecanismo que se activa con un simple choque entre los dos pies, provocando un pequeño crecimiento de unos pinchos por debajo de las suelas, que sirven en su mayoría para para escalar paredes. Hay que añadir también, que siempre lleva su pistola de auxilio en la funda de su equipo táctico que rodea su muslo izquierdo.

En sus días festivos, se viste de una sudadera de color rojizo oscuro, y unos pantalones de camuflaje militar sometidos en unas botas de soldado que llegan hasta la altura media de sus tibias. Por debajo de la sudadera, posee una camiseta gris de manga corta, y como complemento adicional de todas sus prendas; dos brazaletes de tela negra. A su vez, se añade de unas gafas de sol de color negro de la marca Ray-ban; la mayoría de veces para protegerse de la luz cegadora del sol. Unos guantes cortos que siempre lleva, ya sea para sujetar con toda comodidad el mango de su Quinque o ya sea para desenfundar su pistola auxiliar.

En cuanto a su complexión corporal, este posee un cuerpo totalmente definido, poseyendo unos abdominales prácticamente alineados y un pectoral bien acumulado por sus fibras. En la mayoría de veces, resaltan las venas a la vista por sus extremidades principales; los brazos, desde el hombro, pasando por sus biceps y recorriendo sus antebrazos.

Descripción Psicológica
Es una persona prudente y controlada por sí misma; pensador y filosófico. Ante un conflicto siempre responde de la manera más feroz y paciente de su ser para observador hasta el mínimo detalle del que puede descuidar un contrincante. Desde que sus parientes no biológicos revelaron su identidad no volvió a confiar en nadie más, llegando incluso a dudar de quien realmente lo quiere, y así, sucesivamente. En los dos años de tortura, desarrolló fuertes trastornos psicológicos; como la bipolaridad y la múltiple personalidad indeterminada, siendo al azar de su estado de ánimo, el cual, siempre dependía del pensamiento que en el presente ronde en su cabeza. A pesar de acostumbrarse a ser un insocial, conserva un lado romántico y amoroso por parte de su afición por las mujeres y su estética, teniendo un gusto peculiar sobre ellas y una peculiar forma de atraer su atención. La paranoia también es un factor que influye en cualquier momento en el que se encuentra, pues, siempre le advirtieron que no bajara la guardia; esté donde estuviera. Como Soldado de la CCG debía permanecer alerta en todo momento, y por lo tanto, bien armado antes de pasar a la acción.

La seriedad del muchacho es incesante. Cualquier acto o palabra que le transmitieran siempre lo tomaría al pie de la letra, por lo que también a veces le dificulta encontrar el sentido del sarcasmo o la ironía. A pesar de estas indiferencias, posee unos gustos normalmente comunes de la sociedad en la que vive; el orden, el respeto, la educación, el amor, el compromiso, la fidelidad, la lealtad, y sobre todo, la ambición que le lleva a competir o enfrentarse a otros seres para medir sus capacidades. De hecho, Ryûdan, desde el tiempo que llevaba trabajando para la CCG, aprendió a mirar la vida con otros propósitos más beneficiosos para sí mismo y la corporación, y era, convertirse en alguien reconocido entre todos sus compañeros mediante el esfuerzo, talento e inteligencia que le lleva a cumplir con su deber.

A parte de ser así, posee una enriquecedora agilidad mental para reprimir sus emociones para los momentos que viera necesario, ya sea para no hacer el ridículo y sentirse avergonzado -por las palabras que diría- o para ocultar información que se pudiera usar en su propia contra.

Historia
Nació en Fukushima entre la multitud de su familia, de la cual falleció un gran número debido al terremoto que se ocasionó en la tercera mitad del inicio de 2011. Apenas sobrevivieron, y los integrantes restantes de la misma murieron poco después por la radioactividad que se desplegó de manera corrosiva desde las fuentes nucleares. Ahí, Ryûdan, tan solo tenía catorce años, y junto a sus padres licenciados en la previsión medioambiental, lograron escapar antes de que se pudiera producir la catástrofe; a poco tiempo de que pudiesen avisar a la familia, ya que no contaban con la confirmación a ciencia cierta de que pudiese ocurrir.

Posteriormente, logrando escapar y ocultándole al joven el verdadero acontecimiento a causa de la escapada que planearon sus padres al instante, pudieron alcanzar sin problemas, a una ciudad en la que se concentraba el mayor número de comercio en Japón; Tokyo. Donde residieron con permanencia en un simple apartamento del distrito uno, en el mismo que abarcaron sus equipamientos y provisiones que recolectaron para su supervivencia en el tiempo que tardasen en rebuscar un trabajo.

Aunque Ryûdan les pidiera explicaciones de lo ocurrido, estos ni le respondían, hasta que cinco horas -de lo que tardaron en prepararse, ir de viaje y establecerse en el nuevo hogar- después, encendió la televisión y logró hallar la respuesta a todas sus preguntas; un terremoto que sacudió una importante cifra de civiles consigo del Tsunami que empeoró aún más la situación. Esta impactante noticia era de lo más reciente que había, incluso en directo desde un helicóptero. Ante lo visto, la única reacción que se produjo en la mente del chico era la desesperación y el dolor causado por la pérdida de sus seres queridos plasmados en lágrimas que se le caían sin cesar, que obviamente, ante tales gráficas que transmitían era de suponer que ningún superviviente pudiese salir vivo estando involucrado en aquellos desastres naturales, justo con la coincidencia de que su familia se concentraba en las partes costeras de la comunidad, con lo que conllevaría una escasa probabilidad para sobrevivir debido al poco tiempo que dispondrían.

Tras esto empezó a tener graves discusiones con sus padres producidas por él, quejándose de la supuesta cobardía y egoísmo de sus parientes al no tratar de sacrificarse por la familia, a lo que en esa edad aún no comprendía que el hijo lo era todo para unos padres, y por tanto, testarudo y cabezota al no tratar de ver él aquella parte que querían que viera Ryûdan sin tener que decírselo literalmente. No obstante, él también vivió con la carga de no haber podido sacrificarse, al menos él sólo, y solo podía culpar a sus padres por no decirle la verdad en su momento más pedido. Sus padres ya lo conocían y no querían que cometiera ninguna locura y poder así, haber realizado el viaje sin interrupciones. ¿Le mintieron?; Si.

Discusión por discusión, incluso llegaba a ser echado del hogar, y aún así, volvía él mismo y perdiendo su dignidad volvían a perdonarle. De primeras no sabía que era un chico adoptado, y de segundas, no osaba levantar la mano hacia sus padres. Era prudente, pero no lo demasiado cuando se dejaba llevar por sus emociones. En aquel entonces, sus trastornos psicológicos habían dado inicio con los primeros síntomas que se plasmaron en la primera cana capilar, aumentando una por una mientras los problemas con sus padres aumentaban de nivel, hasta que en un determinado día, se cansaron y le dijeron la verdad, sin embargo de un modo sorpresivo, aterrador y agresivo.

Resulta que aquellos padres habían sido experimento de un laboratorio justo antes del terremoto en Fukushima. El experimento concordó con la transformación a una especie de demonios humanos que no comían alimentos naturales, de ahí la idea del porqué lo excluían hasta en la hora de comer. Pero todo encajó al final, solo que de un modo poco tarde.

Y fue en la última discusión cuando "sus padres" dejaron al descubierto sus verdaderos "yo". Lo secuestraron y lo llevaron hasta las profundidades del bosque con tan solo 15 años, de ahí lo violaron tantas veces como las torturas que envejecieron su cabello oscuro. La tortura perduró dos años, y mientras tanto siempre le repetían las mismas palabras, entre sigilos de sus movimientos y demás formas por las que lo masacraban (claro que, tomaban en cada caso un cierto límite para que no se muriera): — Débil, ingenuo, indigno, infeliz, cobarde, lamentable, deshecho... Ni tan siquiera éramos tu verdadera familia. —.

La única comida que le ofrecían era carne humana por lo que tuvo que convivir con ellos como cual demonio. — Qué lastima que no eres cómo nosotros, pero es mejor así, de hecho es la mejor venganza de estar tanto tiempo aguantando tus lloriqueos. ¿No crees cariño? —. A veces incluso lo desataban para ponerle a prueba de su psicología, sólo esperando que intentara huir para ir a atraparle y rápidamente llenarle el cuerpo de marcas de golpes. Con el tiempo aprendió a esquivar, incluso enfrentarse a ellos cuerpo a cuerpo, pero siempre salía derrotado y lastimado, y nuevamente decayendo en la tortura sobre el mismo sillón de una cabaña comprada por ellos, la cual, muy lejos estaba de la civilización.

Al cumplir los 17 años y pasados seis meses, la última vez que lo volvieron a desatar para jugar con él; se escapó, provocando con anterioridad una serie de destrozos en aquella cabaña, en la que esquivaba casi todos los latigazos que recibía de sus Kagunes. En ese entonces, el chico parecía un auténtico albino con ojos oscuros, con una transformación radical en su personalidad, siendo esta más fría y severa en cuanto a la visión del mundo que antes percibía.

Había mejorado bastante, pero enloquecido de la misma medida y por tanto paranoico. Ante las personas que parecían normales, ésta múltiple personalidad la ocultaba de tal forma que no le pudiera perjudicar en sus relaciones sociales, por lo cual, siempre lo procuraba a su vez que reprimía el nerviosismo de su cuerpo, y junto a ello, intentar interactuar con las personas del mismo modo que otras, aunque con un carácter peculiar y propio.

Los Ghouls que no eran sus padres, le persiguieron por todo el bosque bajo la lluvia y la tormenta, hasta llegar a la carretera donde provocó el accidente de una persona y un investigador del CCG que posteriormente, le salvó la vida de aquellos demoníacos. El investigador logró contrarrestar el poder de sus Kagunes, y de modo que los cortó, Ryûdan aprovechó para atacar cuerpo a cuerpo en el estado más vulnerable que poseían para vengarse de todo lo que le hicieron sufrir.

La historia fue contada al investigador, al cual, sorprendió por su valor al enfrentarse a los dos Ghoul (a pesar de que estuviesen en sus estados más vulnerables, se veía su valentía). Luego le ofreció alistarse a los servicios militares de la CCG, con lo que no tuvo más remedio que aceptar y seguir sus consejos por parte de la admiración que sintió hacia sus movimientos con el llamado "Quinque". Él (El investigador) le había enseñado todo acerca de los Kagunes, Quinques, CCG & Ghouls.

Tras su inscripción, en su adiestro como Estudiante del CCG fue totalmente sometido a las duras prácticas del movimiento militar, con esto, su mejora en todos sus atributos físicos como Soldado. Incluso lo sometían en la "sala de coballas" (donde se hallaban los resultados de los experimentos del ADN Ghoul con los animales) donde se tenía que enfrentar a bestias sobrenaturales que se dividían entre diversos niveles y salas. Tras las mejoras que obtuvo Ryûdan en la observación de su expediente y de sus entrenamientos, fue ascendido a Agente, ya que lo consideraban preparado para recibir su propio Quinque, que sólo usaba en aquellas salas de prueba. Ahora estaba licenciado a poseer permanentemente aquél Quinque compuesto de los kagunes de sus falsos padres ya fallecidos.

Gustos
- Entrenar.
- Las odiseas.
- Salir de caza.
- Pensar y reflexionar.
- Investigar datos curiosos.
- Observar por el Telescopio.
- Gusto hacia lo sobrenatural.
Disgustos

- La traición.
- La opresión.
- La monarquía.
- El mundo en sí.


THANKS, © SRCOTT


avatar

Ficha Técnica
Nivel: 10
Experiencia: 20
:
AtributosPuntuación
Fuerza 34
Agilidad 40
Destreza 20
Velocidad 15
Resistencia 20
Ver perfil de usuario
CCG

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.